• Diario Digital | Lunes, 25 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 20:40

Las primarias de este domingo en Asturias marcan el segundo asalto de Pedro Sánchez por el poder en las federaciones

El primer 'round' del verano se saldó a favor de Sánchez, a pesar del pinchazo en la Comunidad Valenciana, donde se mantuvo Ximo Puig
Las primarias de este domingo en Asturias marcan el segundo asalto de Pedro Sánchez por el poder en las federaciones

El primer 'round' del verano se saldó a favor de Sánchez, a pesar del pinchazo en la Comunidad Valenciana, donde se mantuvo Ximo Puig

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Las primarias que el PSOE de Asturias celebra este domingo para elegir un nuevo líder abren el segundo asalto del combate por el poder territorial iniciado inmediatamente después de la elección de Pedro Sánchez y su equipo al frente del partido. Tras el receso del verano, las elecciones pendientes para elegir a los líderes regionales en seis federaciones servirán de termómetro para medir la fuerza del 'sanchismo' por toda la geografía española.

El primer 'round' de este combate, librado en verano, se saldó a favor de Sánchez. Candidatos afines ganaron en Cantabria (donde Pablo Zuloaga venció a la vicepresidenta del Gobierno PRC-PSOE, Eva Díaz Tezanos), La Rioja y Canarias y Guillermo Fernández-Vara, integrado en la Ejecutiva Federal, reeditó su poder en Extremadura. En cambio, el 'sanchismo' no fue capaz de presentar una candidatura alternativa a Susana Díaz en Andalucía y el candidato preferido por Ferraz para la Comunidad Valenciana perdió ante el barón Ximo Puig, enfrentado a Sánchez.

En Castilla y León, Baleares, Navarra y País Vasco se mantienen en el poder Luis Tudanca, Francina Armengol, María Chivite e Idoia Mendia, todos ellos afines al secretario general, al contrario de lo que ocurre en Aragón y Castilla-La Mancha, pendientes de primarias este otoño y donde dos de los barones más hostiles a Sánchez, Javier Lambán y Emiliano García-Page, tienen serias posibilidades de revalidar el cargo.

Pero la primera de las batallas se libra este domingo en Asturias, donde se enfrentan el candidato 'sanchista', Adrián Barbón, que parte como favorito y cuenta con el apoyo declarado de la 'número dos' del PSOE, Adriana Lastra, militante asturiana, y José María Pérez, portavoz en el Ayuntamiento de Gijón y adscrito al sector del actual secretario regional y presidente del Principado, Javier Fernández, que no se presenta a la reelección en el partido y que tampoco será candidato en las próximas autonómicas.

En Asturias, algunos temen --y otros en cambio esperan-- que si gana Barbón la nueva dirección de la FSA reclame a Javier Fernández que acometa cambios en los miembros de su Gobierno, como ha ocurrido en Cantabria tras la victoria del 'sanchista' Pablo Zuloaga en las primarias regionales, que ha reclamado el cese del consejero de Educación, el socialista Ramón Ruiz, para relevarlo por otra persona que les genere mayor confianza.

"Por eso he pedido a Adrián Barbón que aclare cuál sería su relación con el Gobierno socialista si hipotéticamente ganase las primarias", explica a Europa Press el 'javierista' José María Pérez, que advierte de que hay militantes que apoyan al alcalde de Laviana que "hablan abiertamente de cesar a miembros del Gobierno".

Desde Ferraz, en cambio, ven diferencias entre las situaciones de uno y otro territorio. En primer lugar, precisa un alto cargo de la dirección de Sánchez, el Gobierno de Cantabria no está liderado por un socialista, sino por el regionalista Miguel Ángel Revilla, que llegó a un acuerdo de gobierno con los socialistas cántabros, que participan en su gabinete con cuatro consejeros, entre ellos la vicepresidenta del Gobierno regional y exsecretaria regional socialista Eva Díaz Tezanos, que perdió las primarias frente a Zuloaga.

Desde el punto de vista de la Ejecutiva Federal, la composición del Gobierno de Revilla es fruto de un acuerdo entre partidos, por lo que el PSOE cántabro tiene toda la legitimidad para introducir los cambios que considere oportunos, más aún cuando no plantea romper el pacto, sino relevar a algunos cargos que no cuentan con la confianza de la nueva dirección regional -el consejero de Educación, Ramón Ruiz, y los responsables de las empresas Sodercan y Mare, Salvador Blanco y Rosa Inés García- y mover también ciertas competencias.

Otra distinción entre Asturias y Cantabria es que, a diferencia del asturiano Javier Fernández, Díaz Tezanos sí decidió competir en unas primarias y perdió, por lo que era consciente de que estaba asumiendo riesgos, apuntan las fuentes consultadas.