• Diario Digital | Miércoles, 16 de Agosto de 2017
  • Actualizado 19:12

Paula Ortiz asegura que "lo más duro" de llevar el teatro al cine es que "no se pervierta" su semilla

Califica de "delicada" la denuncia de la actriz Teresa Lozano que acusa a la película 'Ligones' de "intentar legitimar" la violación
Paula Ortiz asegura que "lo más duro" de llevar el teatro al cine es que "no se pervierta" su semilla

Califica de "delicada" la denuncia de la actriz Teresa Lozano que acusa a la película 'Ligones' de "intentar legitimar" la violación

SANTANDER, 10 (EUROPA PRESS)

La directora de cine, guionista y productora Paula Ortiz ha asegurado este jueves que "lo más duro" de adaptar cinematográficamente una obra de teatro es "la resistencia ante las resistencias" del proceso y que "no se pervierta" su semilla inicial.

Así lo ha dicho en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, con motivo de su presencia en el seminario 'Del escenario a la pantalla: teatro y cine en España, 1900-2016'.

Ortiz ha valorado que, al enfrentarse a las diferencias entre el teatro y el cine, hay que "decidir y tener muy claro" qué es "no renunciable, qué no se puede perder", como el carácter de los personajes. A su juicio, ésta es "una de las claves", así como tener en cuenta que el código lingüístico "es diferente".

De esta forma, Ortiz ha opinado que el tránsito de un clásico teatral al cine es "muy difícil y muy fácil" debido un "doble filo". Lo primero se debe, tal y como ha explicado, a que "mucha gente" ha leído el texto clásico, por ejemplo de 'Bodas de Sangre', de Federico García Lorca, en la que se inspira la adaptación de su película 'La novia'.

Sobre esta obra en concreto, la cineasta ha comentado que "mucha gente conoce el mundo lorquiano, su mundo poético, sus símbolos, su musicalidad, sus versos", por lo que "juegas con las expectativas" del espectador.

Y lo segundo, lo "fácil", tiene como motivo que "trabajas con un material que es un tesoro". "Los clásicos son clásicos porque siguen iluminando a través del tiempo y del espacio", ha manifestado Ortiz, quien entre sus próximos proyectos tiene la adaptación cinematográfica de la obra de Juan Mayorga 'El arte de la entrevista'.

De la misma manera, ha asegurado que el cine permite "una cercanía enorme" y que en el caso concreto de la adaptación de 'Bodas de sangre' hay una escena en la que el espectador escucha los susurros de los protagonistas en una escena entre dos amantes, lo que en el teatro no se percibe. A pesar de que, ha añadido, en el cine existe la "desventaja" de que "no late la palabra del actor".

PELÍCULA 'LIGONES'

Ortiz, que ha calificado de "muy restringido" el mercado cinematográfico actual y que es "complicado" competir en la gran pantalla con las películas norteamericanas y de otros países, también ha sido preguntada por la denuncia de la actriz Teresa Lozano, que acusa a la película 'Ligones' de "intentar legitimar" la violación.

De hecho, el director de la película, José Texeira, ha asegurado que está "procediendo a tomar acciones judiciales". A este respecto, Ortiz ha asegurado desconocer la cuestión, pero ha declarado que es "delicada" porque "entran en juego" la experimentación y la libertad creativa con cuestiones "que pueden herir la sensibilidad" de las mujeres.

Preguntada por otro lado sobre si hay diferencias entre los hombres y las mujeres en el mundo del cine, Ortiz ha considerado que lo que ocurre en este ámbito "no dejar de ser lo que ocurra en cualquier campo laboral privado". De hecho, ha asegurado que en el cine "nota" lo que no percibe en el mundo educativo como profesora de la Universidad de Barcelona, donde "puede haber matices, pero personales".

A este respecto, ha hecho referencia a las reclamaciones y reivindicaciones de actrices como Meryl Streep y ha asegurado que en el cine las mujeres "sí lo tenemos más difícil" cuando se entra "en la voracidad del mercado". Según Ortiz, las mujeres tienen que tomar decisiones como la maternidad o cuidar a familiares, de tal forma que son ellas "las que renuncian a los grandes proyectos".

Finalmente, ha criticado que "nunca hay encima de la mesa" el nombre de una mujer directora de cine cuando se habla de proyectos de "envergadura" a pesar de que, tal y como ha defendido, con menos presupuesto "dan muchos mejores resultados que todos sus compañeros" porque "España tiene unas directoras de cine con valía" tanto en taquilla como de crítica.