• Diario Digital | Jueves, 19 de Octubre de 2017
  • Actualizado 20:07

La mejora del acceso a La Alcomba costará dos millones y se ejecutará en 15 meses

La mejora de la carretera CA-658 de acceso a La Alcomba, en el municipio de Ruesga, concretamente en el tramo entre Mentera y Barruelo, costará dos millones de euros y que se ejecutará en un plazo de 15 meses.
La mejora del acceso a La Alcomba costará dos millones y se ejecutará en 15 meses

SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS)

La mejora de la carretera CA-658 de acceso a La Alcomba, en el municipio de Ruesga, concretamente en el tramo entre Mentera y Barruelo, costará dos millones de euros y que se ejecutará en un plazo de 15 meses.

Así lo ha informado el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, quien ha presentado hoy el proyecto a los representantes municipales.

En concreto, los trabajos se desarrollarán a lo largo de cuatro kilómetros y se centrarán en ensanchar la plataforma hasta los 5,50 metros y conseguir unos márgenes aceptables de seguridad vial. Asimismo, el proyecto contempla la rectificación de varias curvas y la proyección de muros de escollera de contención de tierras con el fin de evitar taludes inestables y de gran pendiente.

Con el fin de mejorar el drenaje de la carretera, se demolerán los 14 drenajes existentes y se reconstruirán mediante caños de hormigón. Asimismo, en los tramos urbanos se dispondrá de una rigola como que recogerá el agua superficial de las lluvias.

Además, entre las actuaciones previstas para mejorar la seguridad vial está la colocación de señales verticales y horizontales, así como el pintado de líneas de eje, laterales continuas y discontinuas y diversos paneles direccionales con el fin de facilitar la conducción.

Por último, también se contempla la instalación de barreras de seguridad metálicas en las zonas de terraplén en áreas interurbanas.

VALORACIONES

Mazón ha destacado que con esta actuación el Gobierno de Cantabria da respuesta a una "demanda histórica" de Ruesga y que, de esta forma, garantizará la seguridad vial tanto del tráfico rodado como de los peatones que transiten la zona.

En este sentido, el objetivo del proyecto es poner fin al "mal estado" que presenta la vía y dotarla de una "mayor seguridad", puesto que no existen arcenes ni aceras y en muchos puntos presenta grandes desniveles y curvas, lo que dificulta el paso de los vehículos y de los vecinos.

El consejero ha avanzado que la obra, que se encuentra dentro del Plan de Carreteras Autonómicas y cuya licitación ya se ha publicado en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), comenzará previsiblemente en el primer trimestre del 2018.

Por su parte, el alcalde de Ruesga, Jesús Ramón Ochoa, se ha mostrado "muy satisfecho" y ha subrayado que el acondicionamiento producirá una "gran mejora" en el día a día de los vecinos, como por ejemplo en el autobús escolar que hasta el momento atravesaba con dificultad la vía debido a su estrechez.

A la presentación del proyecto también ha asistido el director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, y varios miembros de la Corporación municipal.